IGNACIO PEREZ-TABERNERO SILOS, representante de la ganadería HOYO DE LA GITANA, nos visitará el martes 21 de enero continuando con el ciclo de coloquios de hierros toristas.

Los orígenes ganaderos de los hermanos Ignacio, Joaquín y Fernando Pérez-Tabernero Silos, se remontan al siglo XIX cuando D. Fernando Pérez-Tabernero inicia la saga que consolidará sus hijos Graciliano, Argimiro, Antonio y Alipio. En 1920, Graciliano adquiere un punta muy importante de vacas al Conde de Santa Coloma, línea ibarreña, pero con importantes porciones de Saltillo; de hecho con esa partida de vacas viajaron los sementales «Mesonero» y » Cristalino», éste último con el hierro de Albaserrada, puro encaste de Saltillo. Alipio, el célebre ganadero de las patillas, al ver lo bravos que eran estos ejemplares le adquiere a su hermano un lote importante de vacas con el semental «Hornero» en el año 1924 con lo que empieza a asentar su ganadería.

En 1958 se empieza a dividir la ganadería de Alipio entre sus hijos, y es en este año cuando Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez, padre de los actuales propietarios, empieza a formar su propio hierro con vacas y un semental llamado «Guarrito».

Divisa: verde y amarilla

Señal: rabisaco en ambas orejas

Fincas: Galleguillos (Vecinos) Salamanca

Procedencia: Santacoloma-Graciliano

Es en 1967 cuando Ignacio decide refrescar su vacada y compra a Buendía un semental de nombre «Fuentecillo» que padrea varios años. En el año 1992 a su fallecimiento, el hierro pasa a sus hijos, Ignacio, Joaquín y Fernando Pérez-Tabernero Silos, que se mantienen fieles al encaste originario. En el año 2000 deja de anunciarse la ganadería como Hijos de D. Ignacio Pérez-Tabernero y pasa a denominarse «Hoyo de la Gitana».